domingo, 25 de noviembre de 2012

Valoración de las elecciones autonómicas catalanas


Felicitamos a los ciudadanos de Cataluña por su civismo y su mayor participación en estas elecciones autonómicas, aunque en unos comicios tan importantes por sus connotaciones independentistas habría sido deseable que fuera una participación más elevada, ya que el 60% del censo es una cifra muy débil.

Cilus también saluda que el reciente escándalo de corrupción de dirigentes de CiU haya tenido su reflejo en los resultados y que el presidente en funciones de la Generalidad de Cataluña no haya podido encubrir detrás de su campaña independentista la ineficacia de su gestión de gobierno durante estos dos años pasados.

En Cilus nos preocupa, no obstante, la mayoría absoluta de los partidos favorables a la independencia y la previsible inestabilidad del próximo gobierno autonómico catalán, ya que la composición del parlamento catalán hará difícil un gobierno moderado y serio. Es muy posible que la fragmentación lleve a elecciones anticipadas si CiU no logra formar un gobierno estable, sobre todo porque su campaña ha estado marcada por una clara apuesta por la independencia, lo que reduce, en principio, las opciones para una coalición con partidos contrarios a la independencia.

CIUDADANOS LIBRES UNIDOS
Secretaría de Comunicación

miércoles, 17 de octubre de 2012

Ciudadanos Libres Unidos (Cilus) se opone a la limitación de la participación en las elecciones autonómicas catalanas


NOTA DE PRENSA

  
 Ciudadanos Libres Unidos (Cilus) considera que la aplicación de criterios diferentes para poder concurrir a las elecciones autonómicas constituye un agravio comparativo y vulnera derechos constitucionales


Madrid, 15 de octubre de 2012. 

Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) manifiesta su indignación por la medida del gobierno autonómico  catalán de condicionar la participación de los partidos extraparlamentarios en las elecciones al Parlamento Catalán a la obtención de un elevado número de avales. En la opinión de CILUS, la medida supone un agravio comparativo, ya que hasta la fecha nunca había sido necesario cumplir dicho requisito en ninguna convocatoria de elecciones autonómicas, y de hecho en las elecciones gallegas y vascas los requisitos han sido los mismos que en el pasado.

Dado que Cataluña no dispone de una ley electoral propia, la Ley Electoral aplicable es la general para toda España, pero no está nada claro que el artículo 169, apartado 3, se deba aplicar sin más a las elecciones autonómicas de Cataluña. Si estuviera todo tan claro en dicha Ley, no habría sido necesaria la Disposición de la Junta Electoral Central de 10 de octubre de 2012 sobe la exigencia de firmas de aval. ¿Para qué repetirlo, si ya está todo claro en la Ley?  El gobierno catalán ha actuado con nocturnidad al añadir en el último una disposición a la Ley Electoral de 2011 supone un recorte considerable en los derechos democráticos de electores y elegibles, es decir, supone un retroceso democrático, que en principio es contrario a todo principio constitucional.

CILUS considera, asimismo, que en todo caso este cambio de los requisitos para participar en las elecciones tendría que haberse establecido o anunciado con la suficiente antelación para permitir a los partidos interesados en presentar candidaturas poder reunir las firmas necesarias. La premura con la que se ha publicado la convocatoria es alevosa e interesada y debería implicar la impugnación de la misma por vulnerar los derechos constitucionales al no tener todos los partidos políticos las mismas oportunidades de participar en los comicios.

Ciudadanos Libres Unidos - CILUS

jueves, 4 de octubre de 2012

Posicionamiento de Cilus sobre Eurovegas



La compañía Las Vegas Sands del magnate estadounidense Adelson se decidió el pasado 7 de septiembre de 2012 por la Comunidad de Madrid como lugar donde construir Las Vegas en Europa, una gran ciudad de ocio a la americana, enfocada en el turismo de alto nivel económico.

Aunque a primera vista es positivo que en estos tiempos de crisis un inversor extranjero se plantee construir un proyecto inmobiliario y comercial de este tamaño en un país sumido en una profunda crisis, con una elevada tasa de desempleo, existen varios aspectos que, como mínimo, deben ser analizados en más profundidad:

La inevitable especulación inmobiliaria:

-       Si una operación comercial e inmobiliaria para construir un centro de ocio, hoteles y convenciones se circunscribe exclusivamente al ámbito privado, y siempre que el proyecto se atiene a los requisitos establecidos por ley y la invesrión es exclusivamente privada, no hay nada que objetar a la iniciativa, porque la ley debe ser iguales para todos.

-       Ahora bien, en el presente caso se trata de decisiones desde una posición privilegiada, en la que el potencial inversor cuenta con el beneplácito del gobierno autonómico y se aprovecha de esta situación para obtener un trato preferente para asegurarse de condiciones económicas que no sólo supondrán una ventaja competitiva frente a los demás agentes del mercado, sino además implicará una vulneración del ordenamiento jurídico, que no puede ser modificado a favor de un solo inversor en claro perjuicio de los demás ciudadanos. Los tratos de favor, justificados con la necesidad de crear empleo, no son sino una forma más de corrupción a más alto nivel y podrían agravar aún más la maltrecha situación económica de España, a lo que nos negamos rotundamente. Examinemos más detalladamente las partes implicadas en el proyecto:

Los terrenos de Alcorcón, que parecen ser los que interesan más al gobiermo autonómico para la ubicación de Eurovegas, son de Metrovacesa, compañía  controlada desde principios del 2009 por los bancos Santander, Banesto, BBVA, Caja Madrid (Bankia), Sabadell y Popular, que suman el 65% de la compañía. El 30% de la compañía siguió siendo propiedad del Grupo Sanahuja, aunque a principios del 2010 La Caixa adquirió el 5,186% de este paquete al cancelar su crédito y Barclays también hizo valer su 7% de participación indirecta. Tras completar un duro proceso de reorganización interna, Metrovacesa ha quedado inmersa en un difícil proceso de refinanciación de deuda con los cerca de 40 bancos acreedores, liderados por Barclays, Royal Bank of Scotland, ING, Hypo Real Estate y HSBC, además de algunos de los bancos accionistas. La deuda del grupo, a 30 de septiembre de 2009, era de 6.202 millones de euros, de los que 3.209 millones corresponden al crédito sindicado concedido en julio de 2007. Al finalizar el primer trimestre de 2012 Metrovacesa mantenía un pasivo acumulado de 5.903 millones de euros, de los que 5.074 millones de euros se corresponden a deuda financiera neta.
Por otro lado, el valor de sus acciones en Bolsa se ha desplomado completamente. Han llegado a alcanzar una cotización mínima de 0,35€ por acción, cuando en la OPA de 2007 llegaron a pagarse a 80€/acción. A 23 de junio de 2012 la acción de Metrovacesa cotizaba a 0,51€ en la Bolsa de Madrid (información obtenida de wikipedia).
Hoy han empezado a subir su cotización,  ha cerrado a 1,19 €/acción, por ello nos preguntamos: ¿especulación o servicio al ciudadano? ¿burbuja inmobiliaria? ¿regreso al pasado? En España hay otras muchas formas de salir de la crisis, invirtiendo en I+D.

 

El solicitado cambio de leyes por parte de “Las Vegas Sands” y privilegios fiscales

 

El magnate está siendo investigado por soborno y blanqueo de capitales, además prohíbe la representación sindical en sus centros. Adelson exige que su rodillo pase por encima de la ley del suelo, la regulación antihumos o el impuesto sobre el juego entre otros. Nuestras autoridades ya le han dado «la bienvenida». El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, no descartó este lunes que se puedan llevar a cabo modificaciones legales para facilitar que el proyecto Eurovegas se asiente en España. El titular de Industria afirmó, en declaraciones a Los Desayunos de TVE, que tanto este proyecto como cualquier anuncio de «refuerzo, consolidación, mejora y aumento en las inversiones» es siempre «una buena noticia».

La presidente de la Comunidad de Madrid desveló que veía «lógico» que la ley antihumos se invalide bajo el techo de Adelson o que se cambie «el impuesto del juego» si hace falta.
Pero para saber cual es el verdadero poder de la apisonadora legal del magnate, lo mejor es echar un ojo a los otros Eurovegas.

 

Macao, un oasis legal

A solo 70 kilómetros de Hong Kong se encuentra la pequeña región administrativa de Macao. Con apenas 550.000 habitantes, esta antigua colonia portuguesa constituye el único rincón de toda China donde el juego es legal. El Gobierno chino tomó la decisión de permitir las apuestas en este territorio en el año 2002. Solo 2 años después, Adelson abrió su primer casino en Macao.
Según revela «The New York Times» en un editorial, en 2001, cuando China estaba pujando por su candidatura a los Juegos Olímpicos de 2008 y Estados Unidos estaba a punto de sacar adelante una ley que podía vetarles por «violar de forma record y abominable los derechos humanos», Adelson tomó cartas en el asunto. Para ganarse el favor de China, el magnate contactó con Tom De Lay, conocido como «el martillo» por su capacidad de forzar el curso de las negociaciones y su hábito de tomar venganza de sus opositores políticos si la cosa no salía como él tenía pensado. De Lay cumplió: el proyecto de ley nunca vio la luz. Y misteriosamente «al día siguiente, el viceprimer ministro chino prometió a Adelson una fila interminable de jugadores a las puertas de su futuro casino de Macao».

 

Lo que pasa en China, no se queda en China

Las autoridades estadounidenses están investigando si Las Vegas Sands ha violado las leyes estadounidenses contra el blanqueo de capitales en sus operaciones en Macao. Según «The Wall Street Journal», el Departamento de Justicia y los funcionarios del Tesoro dicen que en los últimos años «ha aumentado el riesgo de que los casinos de Adelson en China se utilicen para el lavado de dinero y la financiación del terrorismo». En Estados Unidos, el delito de blanqueo se comete por el simple conocimiento de que se está aceptando dinero cuyo origen no es legal. En concreto, la oficina del fiscal de EE.UU. en Los Ángeles está examinando si China está permitiendo a Adelson el dinero de un empresario mexicano acusado de tráfico de drogas y un ex ejecutivo de California declarado culpable de aceptar sobornos.
El triángulo de sobornos se completa al descubrirse que las autoridades de Nevada también van tras Adelson por ofrecer suculentas recompensas a las autoridades chinas.
«The New York Times» dirige su mirada hacia un hombre en concreto, Yang Saixig. Alguien con buenas relaciones en el aparato de seguridad de China y el Ejército de Liberación. A través de él, el magnate habría establecido contactos provechosos con fuentes del poder en Macao. En concreto, una auditoría mostró como se habían ingresado 50 millones de dólares por el edificio del «Centro Adelson de Pekín», un lugar que servirá para promocionar negocios estadounidenses en China; se dio una licencia para operar con un ferry entre Macao y Hong Kong o se patrocinó a un equipo de baloncesto chino.
El magnate abrió allí sus casinos en 2004 y en 2007. Ahora la joya de la corona asiática genera junto con el complejo de Singapur, la mayor parte de los beneficios de toda la compañía

Buscando el favor del Partido Republicano de EE.UU.

Quizás para diluir el efecto de los procedimientos que el Gobierno americano está abriendo contra él, o tal vez por el miedo a que Obama lleve adelante la ley con la que pretende gravar el beneficio que las empresas americanas generan en el extranjero, Adelson ha dado su último golpe de efecto. Aproximadamente 35 millones de dólares de su fortuna ha sido invertida en las campañas de los republicanos Newt Gingritch y Mitt Romney.

La pequeña Singapur, sin ley de extranjería

Bajo la cascada del enorme complejo Marina Bay Sands, se encuentra el modelo de lo que Adelson tiene pensado para Madrid, según él mismo ha declarado. Y pese a que Singapur es un paraíso fiscal, sus ciudadanos también quisieron pararle los pies al magnate en su poco respeto por las leyes. Como explica la BBC, el país asiático necesitó un contingente de 245.000 trabajadores de la construcción para levantar las tres torres que forman el edificio. La mayoría procedentes de China, Bangladesh o Malasia. Para la diminuta Singapur, con unos cinco millones de habitantes, abarcar ese volumen de migración obligó al gobierno a controlar la concesión de visados y cambiar la política migratoria. Poco después la encuesta del Catastro Nacional de Singapur, mostraba que «más de seis de cada 10 ciudadanos de Singapur creía que la política de inmigración del Gobierno estaba debilitando la unidad nacional».

 

Trabajadores sin representantes


Según la lista Forbes, las Vegas Sands cuenta con 40.000 empleados, cifra que resulta paradójica al comprobar que Adelson promete crear 200.000 puestos de trabajo directos y 300.000 indirectos en España. Empleados que tal vez carezcan de representación sindical. El Venetian, en Las Vegas, fue el primero de los complejos de Adelson donde los representantes sindicales fueron considerados personas «non gratas». Tradición que el magnate ha conservado para el resto de sus centros.

A pesar de todo lo relatado, el portavoz de Las Vegas Sands Corp, Ron Reese, afirmó recientemente que su compañía «ha actuado correctamente y jamás ha cometido ningún delito». (ABC del día 12/09/2012)

Partiendo de la experiencia de otras ciudades de similares características, es un hecho que una ciudad llena de casinos y salones de juego atrae un público particular.

El carácter estadounidense de este tipo de ciudad levanta serias dudas sobre el impacto que supondría una “americanización” tanto en lo arquitectónico como en la oferta “cultural” que será consecuencia inevitable dada la procedencia de la inversión.
La propuesta defendida con mucho interés por el gobierno regional de Madrid es una nueva constatación de la falta de imaginación a la hora de crear nuevas oportunidades de negocio y de creación de empleo. Se recurre a fórmulas que no sólo levantan dudas respecto del público al que se dirige este proyecto, planteado claramente como una oferta para el “segmento premium”, que no está al alcance de todos, sino también traicionan algunos principios del buen gobierno, ya que los efectos colaterales de este modelo de negocio no son los más deseables para una sociedad cada vez más falta de principios éticos.
Asimismo, el sector de los congresos y grandes eventos en España es también víctima de la crisis, ya que los elevados precios en España de este tipo de actividades ha llevado a muchos organizadores a buscar destinos más competitivos, especialmente en Europa Oriental. Por añadidura, Madrid ya cuenta con una oferta hotelera muy amplia y varios centros de convenciones, uno de ellos en construcción junto a las Torres de Madrid.
Convertir la marca española de Madrid en una marca americanizada, con una oferta de ocio de ínfimo valor cultural, podría ser un error.
Además, el proyecto podría estar pensado para apostar nuevamente por la especulación inmobiliaria en lugar de idear nuevas fórmulas de crecimiento. Ya se ha podido comprobar que la cotización de las acciones de Metrovacesa se ha duplicado en pocos días y han subido los valores de otras compañías constructoras.
 
Ciudadanos Libres Unidos – Cilus considera que el proyecto Eurovegas no se ajusta a las necesidades reales de desarrollo urbanístico y económico de la Comunidad de Madrid y supone un dejar de lado otras alternativas de desarrollo económico con mucho más futuro. 
Cilus se opone a la especulación inmobiliaria que estará unida a este macroproyecto inmobiliario y teme que ello podría tener, además, un impacto medioambiental muy negativo para la región, especialmente si finalmente se elige Alcorcón, ciudad muy cercana a la Sierra Oeste de Madrid y ubicada en un punto de muy alta dendidad de tráfico. 
Cilus pide que antes de comenzar las obras proyectadas se deberá elaborar un estudio muy detallado de la futura configuración arquitectónica y comercial de la ciudad Eurovegas, así como un estudio de impacto medioambiental e impacto social, seguido por un debate en profundidad en la Asamblea de Madrid, los ayuntamientos afectados y con la sociedad en general, antes de autorizar la construcción. Se debería evitar la reproducción de una ciudad del juego a la americana que difícilmente tiene encaje en la capital de España. Madrid no es el desierto de Nevada ni Adelson es un ejemplo de respeto a la ley y a los derechos sociales.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Posicionamiento de CILUS sobre el rescate a los bancos


Liquidar una entidad no viable sale a coste cero para el Estado. En la liquidación de un banco pierden dinero sólo aquellos que han asumido riesgo, y no se penalizaría a todo el conjunto de los españoles. Los bancos españoles se han endeudado fuertemente para conceder créditos; deuda contraída ante inversores que han arriesgado su capital con miras a un interés potencial y conscientes del riesgo. Desde un principio eran conscientes de que asumían el riesgo real de pérdida de su inversión. Además, ninguna entidad en España pondría en riesgo el conjunto del sistema financiero por su liquidación. De hecho, también la Comisión Europea se ha manifestado a favor de la liquidación de entidades bancarias deficitarias para sanear el sistema financiero español. En ningún caso es obligatorio inyectar dinero público para supuestamente “salvar” a la economía española. Es más, las inyecciones de dinero público en la banca han conllevado restricciones en los derechos básicos de los españoles. 

Las actuaciones del Gobierno son insuficientes, limitadas e inútiles. La obligación de provisionar activos, el banco malo y las auditorías encargadas recientemente no son más que medidas, que permiten maquillar la realidad para evitar la asunción de responsabilidad por los políticos, CNMV, sindicatos y administración de bancos por su pésima gestión. Se han dedicado a taparse las vergüenzas unos a otros sin presentar claramente la realidad, apartar a los malos gestores y ofrecer soluciones reales. 

Proponemos obligar a los bancos que valoren sus activos tóxicos a precio real de mercado. Esto llevaría a los bancos a desprenderse de estos activos, lo que implicaría que se regularía el mercado inmobiliario (que llegaría a un nivel de precios real de mercado) y el sistema financiero al tener las entidades financieras liquidez para volver a tener crédito. Todo lo que no sea actuar en este sentido, es alargar inútilmente la crisis del sector financiero Español.

martes, 14 de agosto de 2012

CILUS ante los incendios forestales



Ciudadanos Libres Unidos - CILUS manifiesta su preocupación por la total falta de previsión y de medidas de prevención que queda patente ante el gran número de incendios forestales, de los que algunos se han desarrollado en parques nacionales de muy alto valor ecológico como Garajonay en Gomera, con varios fallecidos a consecuencia de las labores de extinción, mientras que algunos de los máximos responsables de medio ambiente han preferido asistir a corridas de toros. 

CILUS considera que la manera decimonónica de hacer política es una de las principales causas de la crisis que está viviendo España, lo que hace urgente una total renovación de la manera de hacer política y de gestionar el país. 

Para prevenir en el futuro que se repitan estos desastres ecológicos, CILUS propone la creación de una red de servicios de extinción de incendios con hidroaviones, helicópteros y otra maquinaria y útiles especiales en zonas de alto riesgo para que sea posible una intervención rápida en caso de incendio una red que debería contar con un dispositivo de vigilancia 24 horas en épocas de más calor y sequía, un plan de limpieza y desbrozado de montes con aprovechamiento de los restos vegetales, así como con un plan de formación tanto para servicios de bomberos fijos como voluntarios. Concretamente el fomento de servicios de bomberos formados por voluntarios es algo que se practica en otros países europeos y norteamericanos y puede suponer un gran apoyo en casos de emergencia. Los recientes recortes en materia de servicios de bomberos por parte de algunos gobiernos autonómicos suponen una irresponsabilidad grave, ya que se ha menospreciado la protección de nuestro patrimonio natural. 

Precisamente en un año de escasas precipitaciones y elevadas temperaturas era previsible que pudieran producirse numerosos incendios forestales como los actuales. Una prevención bien planificada y gestionada ahorra mucho más dinero a largo plazo teniendo en cuenta el coste de la repoblación y los muchos años que un bosque necesita para volver a tener el aspecto de antes. 

Hace falta otro estilo de hacer política y de gobernar. 
CILUS - Ciudadanos Libres Unidos

domingo, 5 de agosto de 2012

Constituida la Agrupación de Madrid de Cilus


El 22 de julio de 2012 se constituyó en Pozuelo de Alarcón la Agrupación de Madrid de Ciudadanos Libres Unidos - Cilus.

Al acto asistieron los miembros del Comité Ejecutivo de Cilus y de la Agrupación de Málaga, que se constituyó el 7 de julio de 2012 en Málaga, así como el Delegado del Comité Ejecutivo para Cataluña.

La Asamblea General de la nueva Agrupación de Madrid eligió su Consejo de Agrupación compuesto por los siguientes miembros:


Coordinador: José Carlos Gastelut
Secretaria: Rosana López
Tesorera:  Teresa Domínguez
Resp. Comunicación:  Pedro Schwenzer
Vocal: Amelia Suárez 




sábado, 9 de junio de 2012

Cilus apoya la recolocación del anuncio de Tío Pepe en la madrileña Puerta del Sol



Desde 1936, el histórico y popular anuncio luminoso de Tío pepe presidía la madrileña plaza de la Puerta del Sol hasta que en abril de 2011 fue desmontado por las obras de rehabilitación del edificio desde el que presidía la plaza.

El anuncio declarado patrimonio histórico se salvó junto a otros tres de la aplicación de las nuevas normas que rigen para el casco histórico de Madrid y prohíben la publicidad luminosa para recuperar el aspecto original de los edificios históricos.

Los nuevos propietarios y la compañía Apple, que ha arrendado los locales comerciales del edificio, se niegan a recolocar el anuncio, mientras que el Ayuntamiento de Madrid se ha mostrado pasivo ante tal exigencia a pesar de tener la última palabra en el conflicto entre los propietarios y las bodegas de González Byass.

Cilus considera que debe prevalecer la protección de uno de los símbolos emblemáticos más conocidos de Madrid ante los intereses de empresas que adquirieron un edificio conociendo los condicionantes que podía haber para preservar el emplazamiento histórico del anuncio de Tío Pepe. La actitud de Apple y de los propietarios mexicanos del edificio demuestra una falta de sensibilidad hacia el pueblo de Madrid y sus símbolos.

Cilus pide al ayuntamiento decisión y perseverancia a la hora de defender la continuidad del anuncio histórico en este edificio, del que sólo pudo ser desmontado alegando la rehabilitación del mismo. El clamor general de los ciudadanos madrileños no deja lugar a dudas que dicho elemento ornamental debe volver a su emplazamiento original.



martes, 22 de mayo de 2012

Desahucios: Ciudadanos Libres Unidos apuesta por el alquiler social



El desahucio: una vergüenza nacional - Hacia el alquiler social

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho” (art. 47 de la Constitución española).

El problema de desahucio al que se enfrentan muchas familias españolas ante la pasividad absoluta de las administraciones tanto locales, como autonómicas y nacionales, es una vergüenza nacional tan grave como el paro, además de ser anticonstitucional. Este hecho deberíamos denunciarlo todos ante el Defensor del pueblo.

Los bancos y cajas de ahorro, que, en realidad y según algunas sentencias judiciales, son los principales responsables del impago de las hipotecas, por haber tasado ellos mismos las viviendas por encima de su valor real y por haber provocado ellos mismos el desastre financiero,  cuentan con toda la ayuda del Estado – es decir con el dinero de todos los españoles-, no solo para sanear sus balances sino para quedarse con los pisos de las familias desahuciadas y poderlos vender en su día a mejor precio.

Proponemos:

  1. Que la urgencia que han mostrado nuestros diputados para sacar adelante algunas leyes baladíes, la muestren para cambiar la legislación para que sea legalmente posible la dación en pago.

  1. Que parte de los millones que el Gobierno les han concedido y les concede a los bancos, los empleado para quedarse directamente al menos con parte de los inmuebles, y entre ellos las viviendas que salen a pública subasta para que sus dueños no sean desahuciados, a la espera de que algún día puedan pagar un alquiler social e incluso recuperar la vivienda en tiempos mejores. Hubiera salido más económico. No tendríamos el drama de tantas familias desahuciadas. Y si nunca más estuvieran en condiciones económicas de poderlo recuperar, al menos podrían pagar alquiler social adaptado a sus necesidades. Esto debería aplicarse incluso para las familias que ha sido ya desahuciadas

Acciones que proponemos:

A)      Poner, como partido, una denuncia ante el Defensor de pueblo por incumplimiento por parte del Gobierno de una de sus principales obligaciones.

B)      Apoyar con la recogida de firmas todas las iniciativas legislativas populares que se propongan en este sentido, cualquiera que sea el grupo social de donde nazcan

C)      Denunciar la política errónea, incluso desde el punto de vista económico, que está llevando el Gobierno,  pues con nuestra propuesta se podría salvar al mismo tiempo tanto a las familias que van a ser desahuciadas como a los bancos.

 D)     Promover una campaña para que el Estado se quede con parte de las viviendas vacías, y que de todas formas va a financiar a los bancos, y las dedique a un alquiler social, para que ningún español quede en calle. 

lunes, 21 de mayo de 2012

Ciudadanos Libres Unidos considera que las fusiones de las cajas de ahorros han sido un error grave



Ciudadanos Libres Unidos considera que las fusiones de las cajas de ahorros han sido un error grave, algo así como una última medida del gobierno para camuflar los efectos negativos de una gestión desacertada de la economía, de la crisis y del sistema financiero.

El problema no es tanto el tamaño de las entidades, un argumento que siempre se esgrima para justificar que de 45 entidades al final quedan 15 o incluso menos, sino el funcionamiento mismo de las cajas.

Antiguamente, las cajas de ahorros estaban pensadas para ofrecer servicios bancarios a los ciudadanos de las clases humildes o de clase media, sin grandes patrimonios, de facilitarles la obtención de préstamos, de fomentar el ahorro con rentabilidades aceptables y de mejorar de esta forma las condiciones de vida de una gran parte de la población. Eran entidades de cercanía, con una clara función social, de ámbito municipal y provincial. Y sus beneficios tenían que revertir, necesariamente, en seguir cumpliendo con su carácter benéfico.

Sin duda alguna, el primer error fue permitir a las cajas de ahorros expandirse más allá de sus límites geográficos originales, y así entraron en competencia entre sí entidades con las mismas características que antaño prestaban servicios coordinados a través de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). La competencia no es mala si sirve para diversificar la oferta y obligar a prestar mejores servicios. Pero, en realidad, las cajas se convirtieron en instrumentos del poder político, a la vez que comenzaron a hacerse la competencia en unos servicios que sólo manteniendo su carácter particular y la limitación geográfica de las entidades podían competir con la banca comercial.

Otro error fue entregar su control a los gobiernos de turno del lugar de su sede social, algo que implica dos problemas: Las entidades no son dirigidas siguiendo criterios profesionales y financieros, sino siguiendo criterios de interés político. Además, su expansión por toda España es contradictoria con que siguieran siendo feudos de los organismos gubernamentales de sus respectivas sedes sociales, es decir, los políticos gobernantes de una comunidad autónoma o de unos ayuntamientos concretos llegaron a controlar a una macrocaja que actuaba en toda España. Si se parte del principio de la legitimidad del control político sobre las cajas en función de su ámbito de actuación, si se establece fuera de su ámbito original no se entiende muy bien que un político andaluz decida sobre la política comercial en Castilla, o uno catalán sobre la que se aplica en Andalucía, etc.

Al margen de este sistema, que con el tiempo evolucionó hacia el exceso que conocemos, porque cuando las cajas de ahorros tenían un ámbito municipal o provincial claramente delimitado nunca daban tanto que hablar, ha sido un error que las cajas se dejaran en manos de los políticos. Tampoco en su origen las cajas eran una iniciativa política, sino más bien de beneficencia, y las entidades que las dirigían al principio no tenían ninguna vinculación con el poder político, sino a veces eran de la Iglesia Católica, otras de empresarios comprometidos socialmente, y así existen orígenes diversos y curiosos que no se deberían haber abandonado del todo. Por lo tanto se plantea la pregunta de ¿cómo se llegó a la situación de que fueran las autonomías y los ayuntamientos quienes tomaron el control de las cajas?

Esta situación ha llevado a que las cajas concedieran financiación sin control durante los tiempos de bonanza, y a los gobiernos interesaba que la economía creciera animando al consumo y a la compra de casas. Pero lo peor quizás hayan sido las inversiones no rentables como en el caso de algunos aeropuertos como él de Ciudad Real, o de muchos edificios de la Ciudad de la Ciencia de Valencia que hoy apenas tienen un uso acorde con su nombre, al igual que otros proyectos faraónicos que pesan realmente mucho más en las cuentas al suponer una pérdida total, ya que son grandes proyectos sin retorno alguno. Por el otro lado, todos conocemos los abusos de las cajas de ahorros en materia de comisiones, que superan a veces las de los bancos comerciales y son totalmente contrarias a las finalidades de las cajas.

Nos venden las fusiones (y la subsiguiente pérdida de oferta y competencia) como la panacea, cuando se ve que el remedio ha sido peor que la enfermedad. Tradicionalmente, en toda economía libre de mercado con un sistema de protección social, cuando una empresa o un banco entraba en situación de quiebra, se liquidaba dicha entidad, y así la carga era básicamente de los socios o accionistas de ésta, que con la compra de participaciones sociales asumen su responsabilidad (responder con sus aportaciones de capital) en caso de quiebra. Y para salvaguardar los intereses de los depositantes existe el fondo de garantía, que cubre al menos a los depósitos de los menos pudientes. Proceder a una liquidación controlada, que se puede hacer, es mucho mejor que cargar a toda la sociedad el coste de la salvación de entidades de la bancarrota. Esto haría, además, que sus gestores actuaran con más diligencia para no comprometer la continuidad del banco o de la caja, y para aumentar aún más esa seriedad en la gestión haría falta también establecer responsabilidades penales o civiles de los gestores irresponsables.

Al imponer las fusiones de cajas y entidades bancarias se ha destruido riqueza, empleo y variedad de oferta, la expansión de las cajas de ahorros, que las convirtió en entidades que se hacen la competencia en el ámbito nacional, ha desvirtuado su finalidad y les ha hecho perder su carácter de cercanía al ciudadano corriente. Las cajas realmente sólo pueden competir con los bancos en su ámbito original, pero al trabajar a gran escala han perdido su razón de ser y sólo han sido instrumentos de poder de los políticos regionales.

Como solución alternativa a las fusiones, que sólo parecen servir para maquillar balances y pérdidas, Cilus propone convertir a las cajas de ahorros en bancos cooperativos como existen en Alemania y Austria. Los bancos cooperativos nacieron de forma similar a las cajas de ahorros y montes de piedad (que también existen en Alemania y Austria, pero donde continúan limitadas a sus ámbitos municipales o territoriales. Los bancos cooperativos ideados por Raiffeisen y los bancos populares (>bancos del pueblo para el pueblo) han sabido sortear bastante bien la crisis. Funcionan como cooperativas de clientes, es decir, cada cliente adquiere como mínimo una participación y como máximo de 17 a 50, dependiendo de la entidad, cada participación cuesta unos 50 euros. El capital social es, por tanto, de los clientes-cooperativistas, y éstos eligen a sus directivos, que suelen ser profesionales del sector financiero. Por las participaciones se pagan dividendos (alrededor del 6% anual) y casi siempre las cuentas no tienen comisiones de mantenimiento ni de transferencia. Nunca se ha oído que los bancos populares y de Raiffeisen hayan estado involucrados en asuntos políticos. Además, fomentan a los autónomos, las pymes y al pequeño ahorrador, a la vez que ofrecen servicios bancarios completos. Pero en España a nadie parece habérsele ocurrido copiar este sistema.

Cilus considera que las fusiones no son la solución y que nunca lo han sido, sólo crean macroentidades que al final son difíciles de controlar. Más bien debe replantearse todo el sistema bancario y de cajas de ahorros, y sobre todo en las cajas haría falta algo completamente nuevo, recuperando la esencia de las cajas, pero volviendo a tenerlas como cajas provinciales interconectadas para dar un mejor servicio, sin grandes consejos de administración, sin indemnizaciones millonarias para los altos directivos por su mala gestión y sin políticos y sindicalistas que cobren elevadísimos sueldos de consejero sin ejercer control alguno sobre las entidades.

lunes, 14 de mayo de 2012

La política al servicio del ciudadano



CILUS - la política al servicio del Ciudadano



¿Otro partido más?


Durante los últimos años ha ido aumentando a un ritmo cada vez mayor el descontento de los ciudadanos con la política y, sobre todo, con los partidos políticos.
La lejanía de la clase política de las necesidades y de los deseos de los ciudadanos y una corrupción cada vez más extendida y consentida, tolerada e incluso promocionada por los partidos políticos han contribuido a este desencanto. Los partidos políticos no son una solución, son uno de los principales problemas de nuestra sociedad. Los más de cinco millones de parados no son fruto de la casualidad, sino de una corrupción y una larga mala gestión de nuestros gobernantes.


¿Por qué, entonces, otro partido nuevo?


Pues porque son necesarios otros partidos diferentes. La mayoría de los ciudadanos de España estamos descontentos y preocupados por la situación actual de España, pero somos incapaces de llegar a la más mínima unión para lograr que los actuales partidos empiecen a pensar en los problemas que afectan a tantos millones de ciudadanos y que busquen conjuntamente una solución. Lo que en otros países democráticos se puede lograr -las grandes coaliciones-, en España es desgraciadamente impensable. Y tampoco van a permitir fácilmente que este descontento de millones de españoles pueda organizarse en una democracia limpia y constituir una fuerza que les sacuda la conciencia.


Por eso nos hemos unido y hemos constituido el partido Ciudadanos Libres Unidos, porque queremos agrupar la fuerza de aquellos ciudadanos que quieren sentirse libres de ataduras ideológicas y libres de la dictadura de los medios de comunicación y de la banca, porque buscamos sumar energías, ilusiones y porque creemos en la ilusión de unos afiliados y de todos aquellos que quieren trabajar en un proyecto común, en un proyecto de todos para todos. Queremos ser un partido que vele por una auténtica democracia y que internamente ponga en práctica los mismos valores y mecanismos que pide también para la vida pública. Y para no convertirnos en un partido más, estaremos abiertos a la crítica constructiva y a todos los sistemas de control interno que sean necesarios y convenientes.


En Ciudadanos Libres Unidos entendemos la renovación política como fundamental para que cualquier país democrático pueda progresar. Para ello es necesario que este objetivo no se quede en mero lema conceptual. 


CILUS - una apuesta ciudadana, una osadía ciudadana



Nuestros objetivos

En CILUS buscamos y queremos una sociedad más justa y más humana, con una mejor distribución de la riqueza, en la que los sacrificios estén también mejor repartidos y en la que ningún ciudadano se vea privado de los bienes y servicios más elementales, algo que está ocurriendo actualmente.

Queremos que la política esté al servicio de las personas y no de los políticos o del gran capital, una política que fomente los valores del esfuerzo y del sacrificio y no del despilfarro, una política limpia y transparente, una política en la que se dé una auténtica separación de los poderes del estado.

En CILUS queremos unos ciudadanos altamente formados y libres en una sociedad sin privilegios y con las mismas oportunidades para todos, cualquiera que sea el origen social, económico o regional, unos ciudadanos solidarios con los demás ciudadanos de España y del mundo y que participen activamente en la gestión de este su estado.