domingo, 27 de octubre de 2013

Elecciones Europeas: Tu aval será importante


Nos dirigimos a ti para pedirte un compromiso: el de que, llegado el momento de las elecciones europeas, nos des el aval para que podamos presentarnos a dichas elecciones.

Somos un partido pequeño al que la Ley electoral española –aprobada por los grandes partidos- le exige 15.000 avales para que pueda presentarse a las elecciones. En este momento no te pedimos el aval, en primer lugar porque en este momento está prohibido y solamente se puede pedir cuando se anuncien las elecciones, es decir un mes antes de la fecha, y en segundo lugar porque llegado el día puede ser que tú hayas cambiado de opinión. Solamente te pedimos el compromiso

Si quieres saber quiénes somos antes de adquirir este compromiso, puedes entrar en nuestra página web - http://www.ciudadanoslibresunidos.org/. Allí, dentro de nuestro programa electoral, podrás encontrar algunos puntos del programa. Iremos colgando más a medida que los vayamos elaborando. De momento, puedes encontrar, entre otros, nuestra idea sobre Europa y nuestro modelo de Estado.

Que quede bien claro, por tanto:

a) Que puedes seguir votando al partido que tú quieras, aunque prometas darnos el aval para que podamos presentarnos. Vamos a procurar sumar fuerzas con personas que tengan unas ideas semejantes a las nuestras. 

b) Que el compromiso de darnos el aval no significa ni que nosotros te lo vayamos a exigir después (se trata de un compromiso moral, no jurídico), ni mucho menos que te sientas moralmente obligado/a darnos después el voto.

c) No es mucho lo que te pedimos, pero es mucho lo que puedes darnos. Nosotros también estamos luchando por un cambio democrático y social para toda España.

d) Por nuestra parte nos comprometemos a utilizar tus datos con la máxima confidencialidad y discreción: Sólo para enviarte en su día el formulario para que nos puedas avalar. 

Si en este momento estás decidido/a a este compromiso de darnos tu aval cuando llegue el período de las elecciones europeas, te agradeceríamos que nos indicaras:

Tu nombre y apellidos:

Tu DNI: (de momento es facultativo, será obligatorio en el momento del aval)


Tu correo electrónico:

y que nos lo mandes a la siguiente dirección: Acción Política de Cilus

Si al mismo tiempo nos proporcionas estos mismos datos de alguna otra persona que quiera comprometerse a darnos su aval, por ejemplo de los miembros de tu familia, te lo agradeceríamos doblemente.

Observación: Queremos demostrar con este método a los partidos políticos que no es necesario gastar ni un céntimo en las elecciones y que el dinero que se despilfarra en las campañas electorales se debe destinar a sanidad, a educación y a investigación para crear puestos de trabajo de calidad. Además de las televisiones públicas, hay otros caminos y sistemas que nos ahorrarían muchos millones. CILUS- Ciudadanos Libres Unidos- está a favor de la supresión, entre otras, de todas las subvenciones a los partidos políticos, a los sindicatos y a la patronal).

martes, 22 de octubre de 2013

Ciudadanos Libres Unidos (Cilus) lamenta las consecuencias de la sentencia del Tribunal Europeo de DD.HH


  • La pasividad del Congreso durante demasiados años ha llevado a las consecuencias negativas de una deficiente  legislación penal




Madrid, 22 de octubre de 2013. 

Ante la reciente sentencia del tribunal de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) manifiesta que acata dicha sentencia pero que lamenta las consecuencias de la misma. No obstante piensa que se deban hacer algunas consideraciones al respecto:

Lo menos que se podía esperar de un juez español de dicho tribunal, que, además, ha sido propuesto e impuesto por Rodríguez Zapatero, es que se hubiera abstenido. Si nunca se puede ser juez y parte al mismo tiempo, muchísimo menos en un tribunal que no admite apelación y que se considera la quintaesencia de la justicia. Reviste especiales características este nombramiento a dedo para este cargo, Rodríguez Zapatero fue el principal responsable de la política frente a ETA que incluía la derogación de la doctrina Parot.  Esto nos da ocasión para exigir que de una vez por toda la política deje de meter las manos en la justicia y para recordarle al Tribunal de Estrasburgo que es hora ya de que no tolere que ningún gobierno le imponga los jueces.

Si la laguna que tenía el código penal español no se pudo colmar hasta el año 1995 –y esta es la principal razón por la que el Tribunal de Estrasburgo ha derogado la doctrina Parot, pues las leyes penales no tienen efecto retroactivo-, el Congreso de los diputados estuvo demasiado tiempo sesteando, pues crímenes de este se están dando en España desde hacía ya mucho tiempo.


Desde Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) esperamos que la Justicia actúe con todos los medios a su alcance para paliar las consecuencias negativas de esta sentencia y las víctimas del terrorismo no se vean nuevamente humilladas y, además, tengan que pagar las consecuencias del vacío legar que existía con anterioridad a 1995 y del que ellas no son responsables.

lunes, 14 de octubre de 2013

¿Quo vadis, Catalonia?

por Félix de la Fuente
Viernes, 11 de octubre de 2013

Que el 50% de los catalanes siga con su ensoñación de una Cataluña miembro de la UE es fácil de entender, pues el aparato mediático del independentismo funciona a toda marcha, bien engrasado con las subvenciones del señor Mas, que, a su vez, son subvenciones del señor Rajoy y de todos los españoles (sí, tuyas y mías). Sin embargo, alguien parece que está preparando su propia retirada.

Que La Vanguardia, el diario oficial del independentismo, se atreva a publicar un artículo como el de Joaquín Muns en la parte de Dinero, del pasado 29 de septiembre, o que El País publique el mismo día una entrevista a Francesc Granell, laureado con la Cruz de Sant Jordi y persona que, según él mismo, tiene confianza en Mas; y que ambos artículos expongan con una claridad meridiana unos argumentos demoledores, tanto desde el punto de vista jurídico como económico, contra el independentismo de Mas, es algo que huele a cambio de actitud. Pero, cambio... ¿hacia dónde?

Hasta los mismos ciegos empiezan a ver que el independentismo es inviable, pero los fanáticos no lo verán. Lo verán Mas y Junqueras, pero no las víctimas de ese adoctrinamiento pseudoreligioso y victimista a que ha estado sometido durante décadas el pueblo catalán. El fanatismo religioso es peligroso, pero mucho más peligrosa es esa mezcla explosiva del poble català con la Moreneta.

Ni vivimos en Cataluña en una auténtica democracia, ni un referendo o consulta sería democrático en la circunstancias actuales

No se trata, por tanto, de argumentos. Contra el fanatismo no sirve la lógica. ¿No hemos oído hasta la saciedad que una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la UE? ¿No lo ha dicho varias veces el mismo presidente de la Comisión Europea? Y, sin embargo, el 50% de los catalanes sigue pensando que Cataluña no saldría de la UE. No voy a insistir yo en esta vía, y lo hago por tres razones: la primera, porque, como he dicho, contra el fanatismo no sirve la lógica; la segunda, porque he sido uno de los primeros que se atrevió a decirlo públicamente y no quiero seguir perdiendo el tiempo. Hace ya casi cinco años. En el sancta sanctórum del independentismo catalán, es decir en la sede de Òmnium Cultural, le dije públicamente al eurodiputado Ramon Tremosa (CiU), con motivo de la campaña de las elecciones europeas, que estaba engañando conscientemente a la gente, porque él sabía que en los Tratados está clarísimo -kristallklar- que, si Cataluña se independizaba, quedaría fuera de la UE y tendría que solicitar después el ingreso, y que en el hipotético caso de que tuviéramos un Zapatero que apoyara el ingreso de Cataluña, ni Francia y ni otros países lo iban a apoyar. Mis antiguos compañeros de Ciudadanos pueden dar fe de esto.

Pero la principal razón por la que pienso que no conviene insistir en los desastres económico y político que supondría la independencia para todos los catalanes -y que es una realidad evidente- es porque, en el fondo, no se trata de independencia sí o independencia no, sino de falta de democracia, sí o sí. Ni vivimos en Cataluña en una auténtica democracia -no se respetan algunos derechos fundamentales del 50% de la población-, ni un referendo o consulta sería democrático en la circunstancias actuales, después de 30 años de adoctrinamiento político y con una prensa y medios de comunicación subvencionados.

¿Tenemos las más mínimas garantías de que tras la independencia mejoraría la calidad democrática de Cataluña? ¿Podemos fiarnos de las promesas paradisíacas que nos hacen unos políticos que no respetan los derechos no ya de unas minorías sino de unas mayorías? Negras las perspectivas, en todo caso. Muy probablemente se buscará una solución descafeinada, porque Mas no va a intentar suicidarse por segunda vez. La independencia quedará aparcada, pero el culpable será de nuevo el Gobierno de España, gobierne quien gobierne, que la ha impedido. De esta forma, podrán seguir alimentando el victimismo y seguir gobernando. Rajoy, o quien gobierne, se dará por satisfecho porque el independentismo ha fracasado y él seguirá haciendo mutis por el foro. Se habrá evitado la catástrofe, pero ¿habrá mejorado en algún punto la democracia en Cataluña? ¿Se habrá resuelto alguno de los muchos problemas que tenemos? El problema de la falta de democracia en Cataluña quedará todavía por resolver. ¿Hasta cuándo?

Publicado en Crónica Global

Félix de la Fuente es Secretario de Acción Política de Ciudadanos Libres Unidos (Cilus)